¿Qué vas a quemar en las fiestas de Sant Joan?

El horchatero ve pasar a los vecinos con las maderas para la fogata. A quemar todo lo viejo ¡apa! Sant Joan es fuego, agua, y buenos deseos. Sant Joan es cocas, cava, familia y amigos. Sant Joan es encantamiento. Un buen momento para soltar lo que nos trajo pupas, votar por el amor, la paz y la prosperidad. Sant Joan es noche de horas escasas y grandes deseos. La noche más efímera del año, tal vez por eso tan esperada.

Cuál es el secreto de un buen helado artesanal

El anciano horchatero prueba un helado. -Sí, es el mismo sabor de siempre, se dice y vuelve tranquilo a su esquina.
Qué placer le da volver a encontrarse con su reconocido carácter cremoso, con un nítido gusto a lo que el helado dice tener y con el sabor de siempre ¡Si es avellana, que se note!

Poblenou, un barrio que antes nadie quería

El horchatero centenario ha entrado en un profundo silencio. Ve el frente del local, ahora sin mesas, y sólo se hace una pregunta. ¿Quién gana con esto? Una ordenanza decidió responder al clamor de los vecinos. No botellones, no turistas desconectados del entorno, no noches en vela, porque en Poblenou, en el barrio de Poblenou somos gente de trabajo. Y como todas las leyes no siempre son justas para todos.

Las fallas: de Valencia a Poblenou.

El horchatero centenario cada año va a las fallas. Las cabras van al monte, cosas de alicantino, sí señor, y esto del fuego le va, le va…

Todavía resuena en sus oídos, y en los de sus vecinos, cuando en la fiesta del centenario de la horchatería, los amigos de la Colla del Drac obsequiaron una mascletà, para que todo el mundo sepa que cien años no se cumplen todos los días, y que al día de hoy todavía resuena en sus oídos, y en los de los vecinos.