18 maneras de celebrar el carnaval

El horchatero centenario dice que el carnaval es la única oportunidad de descontrol legalizado del calendario. No hay más. Para eso están las máscaras y los disfraces, para ser quien quieres ser, si esto fuera posible, y que nadie te reconozca.

¿Sabes el valor que tiene el comercio de tu barrio?

El horchatero centenario de Poblenou, escucha en el barrio hablar de gentrificación, -¿Qué es?- pregunta a un vecino: Cuando sectores de recursos se trasladan a vivir a un barrio y desplazan a los habitantes de menores ingresos, que se ven forzados a irse hacia zonas generalmente con menos servicios urbanos y con un sobrecoste adicional en el transporte.

¿Qué sabes de Manolo García, el músico de Poblenou?

De Albacete sus padres; de ahí a Poblenou: mano de obra para la industria textil y metalúrgica. “Del Poblenou obrero y sucio, así lo llama, pero tan vivo como un hormiguero, y la serranía donde los críos se movían asilvestrados y a pedradas” sale este poeta, músico y artista Manolo García

El horchatero de Poblenou y el árbol guardián

El horchatero de Poblenou ve esos almendros con flores pese al viento y pese al frío. Pasan de ello y a cambio devuelven salud, fortaleza, vida. Porque para saludable, la almendra; con sus flores entregadas al frío parecen cuidar el sueño de los demás árboles hasta que despierten, en primavera.

La horchatería os desea un gran 2017

Vamos hacia nuestros 105 años de vida. Mucho para ver en más de un siglo: por los ojos de la horchatería pasaron varias Barcelonas, varios Poblenou, varias generaciones, pero algo queda: una historia, la memoria y el orgullo de compartir un origen. Esto es lo que nos...

¿Y tú como despides el Año viejo y cómo recibes el nuevo?

El horchatero se dispone a despedir el año número 104. Y hace balance, como siempre, aunque diciembre lo confunde. Diciembre le trae un chute de optimismo que no le deja ver con claridad. Porque diciembre es diferente, el barrio tiene una luz diferente, los vecinos se reúnen, se encuentran, comentan, comparten. Diciembre es el mes de ser mejores. Parece que no sólo es en su esquina, la de la centenaria horchatería de Poblenou, ni en su barrio, porque los fines de año se celebran en casi todo el mundo, y el sentido es más o menos el mismo: conjurar los malos días del año que se va e invocar a todos los dioses y musas para que el venidero mire muy bien por dónde irá.

¿Qué te gustaría saber de los graffitis de Poblenou?

Barcelona siempre fue una ciudad graffitera, lugar de reunión de los talentosos del arte callejero. Y, aunque, en un momento fueron prohibidos, por exceso o por virtud, ahora los maestros del aerosol vuelven a renacer. De hecho existe un proyecto, Murs Lluires para liberar espacios no usados con el objetivo de fomentar la creatividad. En Poblenou y cerca de la horchatería en total son 8 los muros libres que la iniciativa ha reservado para los artistas de graffiti que quieran pintar, legalmente. Los tres se encuentran en la misma manzana, entre la calle Veneçuela, Pallars y la calle de la Agricultura, cerca de la parada de metro de Selva de Mar. Pero no hay barrio que no tenga estas huellas de la modernidad.

15 formas de reconocer un buen chocolate

El anciano horchatero está en su esquina de siempre extasiado con el aroma de chocolate que sale del obrador. Él y quién pasa por la horchatería de Poblenou. Nadie se guarda un comentario y no es para menos porque el cacao enloquece.

Unos simples granos de cacao procesados con azúcar y según el tipo, con leche, frutas secas, aromas, licores hacen milagros y esto es así desde hace siglos. Así es: el chocolate es como el fútbol, pasión de multitudes.

El chocolate nos cambió la vida

Era el cuarto viaje de Colón al Nuevo Mundo y un día, en mitad de una tormenta, él y sus hombres se vieron obligados a desembarcar. Atajaron una embarcación maya que traía unas semillas como almendras, el chocolate. La tripulación, ignorantes de sus propiedades, la dejaron ir.